Color

Hoy, cuando la vista me impide ya dibujar, todavía tengo la suerte de pintar. Veo los colores, es una cosa misteriosa que Setsuko no acierta a comprender, pero puede comprobar todos los días. Sé cuando no me ha dado el color adecuado, es como si se produjese una transfiguración, un trabajo alquímico, se cuando hace falta una pizca más de rosso pezzari o azul de Egipto, mis ojos ya no ven y sin embargo veo la disposición de los colores en el lienzo.

Un milagro.

Balthus. Memorias. Edición Alain Vircondelet.